Uno está jubilado, el otro no

La envidia no tiene por qué conducir al divorcio. La pareja puede adaptar el ritmo de vida a la nueva experiencia. Así lo demuestra la última ilustración de Violeta Lópiz para un reportaje de Bayard Revistas.

Anuncios

No comments yet»

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: