Archivo para Últimos trabajos

Las divertidas aventuras del caballero Godofredo

Godfredo no es un caballero como los demás. Es más bien bajito, enclenque y no muy valiente. Pero, como todos los caballeros, está enamorado hasta los huesos de su dama: la hermosa Bernardeta. Para conquistarla, Godofredo quiere hacerle el mejor de los regalos. Así que, a lomos de su pollino, emprende el camino en busca de la felicidad. ¿Logrará encontrarla y ofrecérsela a su amada? ¿Cautivará con su presente a la dulce Bernardeta?

Jacobo Muñiz y Carmen Gil han creado en ‘Las divertidas aventuras del caballero Godofredo’, publicado por Versos y Trazos, una obra en la que ver y entender  que las cosas más sencillas pueden ser las más importantes, que a veces para encontrar la felicidad, la que busca nuestro personaje Godofredo, solo hay que escuchar o tender una mano al prójimo.

Pacheco sueña a Kahlo

‘Frida Kahlo (una historia posible)’, de Anaya, conjuga tres universos excepcionales: el de la pintora de Coyoacán y los de sus dos compatriotas, las palabras de María Baranda y las ilustraciones de Gabriel Pacheco.

Esta es la historia de algo que pudo haber sido o que sucedió de distinta manera. En las historias posibles hay personajes verdaderos y otros que no lo son. Frida Kahlo sí existió. Ya desde pequeña miraba el mundo y quería representarlo, pintarlo, dejar constancia de su visión. Su vida estaba enfocada a ver, a descubrir con los ojos las cosas pequeñas, aquello que pasa inadvertido. Frida y su padre intentaban nombrar todo como si fuera la primera vez: tierra, carbón, piedra, cielo, agua, pájaro…

Aventurarse por sus páginas es traspasar la frontera de una nueva realidad tan fantástica como la de la protagonista o sus creadores. A continuación transcribimos la semblanza que Pacheco nos regala en la solapa de esta evocadora obra.

Una muestra de aquello con lo que toparemos:

Vive cerca de un río que parece el mar, en donde seguramente comienza el mundo, aunque también podría ser donde termina. Allí los barcos lloran dulcemente al entrar por la ciudad y los árboles son ancianos desde que nacen. Eso dice. Vive allí desde hace miles de años, aunque en realidad son solo tres. Sobre su mesa de madera sueña con volar. Así pasa los días y se hace viejo junto a un rinoceronte que se llama Leopoldo. Por las tardes se queda mirando las azoteas vacías de la ciudad y asegura que ahí, en esa ventana, nacen todas las nubes del mundo. Eso cree ver, igual solo lo imagina, aunque creo que ese es su oficio.

Para él la idea del ser humano es como la de un náufrago eterno, como el pájaro del que habla Lorca: un sueño que navega en una botella en alta mar. Jamás sabremos si llegará a alguna playa, pero soñamos con ello.

Raúl Allén revisita ‘El caballero de Olmedo’

En la época de Lope de Vega era muy conocida una pequeña y misteriosa canción: «Esta de noche le mataron / al caballero, / la gala de Medina, / la flor de Olmedo». A partir de esta copla, Lope creó una historia llena de lirismo y melancolía, que nacía marcada por la anunciada muerte del protagonista que, siglos más tarde, Raúl Allén ilustra para Biblioteca Teide.

‘El caballero de Olmedo’ es un drama sobre los  sentimientos humanos: el amor, la envidia, los celos… y, como las grandes obras clásicas,  conserva toda su frescura y un interés que Raúl captura en imágenes.

La primera palabra de Mara

Hay quien piensa que nuestra primera palabra revela qué haremos en la vida. Puede definir si seremos médicos, electricistas, pintores o pilotos de carreras. Ningún bebé filósofo ha desvelado los misterios del mundo durante la siesta en la guardería. Es más, suelen nacer sin una clara vocación.

Cuando Mara comienza a balbucear, la familia paterna le anima a decir “papá”. Los parientes maternos no les quitan ojo y responden “mamá”, pero ninguno cuenta con lo que su hermano mayor le susurra al oído cada noche. Cuando empiece a hablar, les dejará a todos con la boca abierta.

‘La primera palabra de Mara’, de Ángel Domingo (texto) y Miguel Tanco (ilustraciones), forma parte de los primeros títulos de la nueva editorial Narval. Una historia que combina la ternura con una sorpresa final algo gamberra.

María Simavilla estrena sección en ELLE

María Simavilla colabora desde este número con ELLE, ilustrando la sección ‘Email desde…’ en la que varios corresponsales de la revista aportan la visión de un tema desde los diferentes rincones del globo. En esta ocasión responden a la pregunta “¿Cómo es la inmigración en tu país?”