Archivos para ilustradores

Pacheco prolonga su luna de miel con Bolonia

 

La relación de amor entre Gabriel Pacheco y la Feria del Libro Infantil de Bolonia continúa en lo que viene siendo una larga luna de miel. Entre los 2.454 candidatos a la Muestra de Ilustradores de 2011 del certamen más prestigioso del sector, el jurado internacional ha seleccionado a 87 artistas de todos los rincones del globo. El mexicano estará una vez más entre ellos. Ya figuró en esta lista de honor en 2007 y 2008. En la edición siguiente, recibió por Hago de voz un cuerpo’, editado por Fondo de Cultura Económica, la Mención Especial en la categoría New Horizons de los Bologna Ragazzi Award.

En esta ocasión Bolonia expondrá la adaptación del clásico de los hermanos Grimm que firmó para Kalandraka con el título Los cuatro amigos’. Con su estilo peculiar, presenta unos animales humanizados, con brazos y piernas, ataviados y caracterizados. Las láminas destacan por la sencillez de las escenas, la suavidad de los colores y la calidez de las texturas.

Un burro, un perro, un gato y un gallo son los protagonistas de este relato que anima a no decaer pese a las dificultades, porque siempre habrá oportunidades para salir adelante. Partiendo de que nadie es imprescindible,  este cuento destaca que todos somos útiles para desempeñar una función en la vida. También sugiere que la unión hace la fuerza, cuando los animales logran espantar a los malhechores que encuentran en una casa del bosque. ‘Los cuatro amigos’, también conocido como los músicos de Bremen, es el cuento más significativo de esta ciudad, afamada por su carácter liberal, acogedor y abierto. Desde 1953 una estatua junto al ayuntamiento ensalza la figura de este singular cuarteto.

España a través de sus leyendas

El castillo de irás y no volverás, los amantes de Teruel, el Pou de Na Patarra, los ahorcados de Miluce… Las ilustraciones de Raúl Allén, sin necesidad de echarnos el país en la mochila, nos transportan por los ‘Cuentos y leyendas de la geografía española’, recogidos de la tradición oral y escrita por Seve Calleja para Editorial Juventud.

El mejor regalo en forma de reseñas

Claudia Degliuomini y ‘El mejor regalo del mundo’, de Pirueta, están cosechando notables críticas. De muestra, las aparecidas en Qué Leer y Babelia de El País.


 

 

 

El caballero de Olmedo en El Mundo

“Me encanta el tratamiento del color de Allén, su composición, su línea… El acabado final de sus ilustraciones, en definitiva”, explica Anna Folqué, editora de Teide, sobre el trabajo de Raúl Allén para ‘El caballero de Olmedo’, que reseña El Mundo.

Un año cargado de lecciones

Jesús Aguado nos acompañará en 2011 con el tradicional calendario de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León, que lleva por lema ‘Lecciones desde la inocencia’. Comenzamos el año, en enero, recordando que “creer posible lo que parece imposible es el primer paso para hacerlo realidad”.

Febrero nos enseñará que imaginar sirve “para escribir un buen guión de nuestra propia vida”.

“Todos somos iguales porque todos somos únicos”.

“La cultura nos regala emociones”.

El mejor regalo de Claudia

El padrino de Anita tiene la costumbre de enviarle, por su cumpleaños, regalos desde países exóticos en paquetes de color esmeralda con miles de estrellas dibujadas. Claudia Degliuomini ilustra con su delicadeza habitual ‘El mejor regalo del mundo’ (Pirueta Editorial), con texto de Ricard Ruiz Garzón.

Los libros son siempre diferentes y hablan de mundos increíbles. Este año, sin embargo, el padrino de Anita va a cambiar un poco su regalo. En vez de libros, habrá juegos, viajes, sorpresas y un secreto muy especial. El mismo que aguarda a cualquiera que lea este cuento. El mismo que esperan los niños que sueñan con… el mejor regalo del mundo.

 

Iban Barrenetxea indaga en las claves de ‘Bombástica Naturalis’

El frío y el espumillón invitan al recogimiento en estas fechas tan entrañables. Proponemos buen acomodo y una taza de chocolate caliente para disfrutar del fantástico ‘Bombástica Naturalis’ (A buen paso), creación del afamado filósofo natural Bombastus Dulcimer según los estudios llevados a cabo por el meticuloso Iban Barrenetxea.

La inteligente ironía embarga tanto las ilustraciones como el texto de esta obra a la que Elisa Silió califica, en  El País, de “deliciosa” con “poesía y bellísimas imágenes”. Una recomendación, perder/invertir ingentes dosis de tiempo en recrearse con cada detalle de las escenas, que atesoran innumerables guiños.