Archivo para leticia ruifernández

Un abecedario irrepetible

abc1

La Sirenita de Andersen, ese “personaje trágico que no encuentra su lugar, tan cargado de añoranza…  Por ser medio humana, tiene la desgracia de no estar viviendo en el presente, sino en un futuro que es una quimera. Es un personaje infeliz, pero tierno y hermoso”. Así ha interpretado Leticia Ruifernández su ‘S’, la letra que le ha correspondido en el particular abecedario que publica la revista Bloc en su primer número de este año.

Elena Odriozola, por su parte, ha dibujado su personal Dorothy, de su ‘D’, en este excepcional glosario en el que también han participado Carmen Segovia, Teresa Novoa, Miguel Calatayud, Javier Sáez Castán, Javier Olivares, Javier Zabala, Mercè López, Irene Fra, Manuel Marín, Antonio Santos, Emilio Urberuaga, Ivar Da Coll, Ignasi Blanch, Óscar Villán, Pere Ginard, Paco Giménez, Noemí Villamuza, Xosé Cobas, Alejandro Magallanes, Beatriz Vidal, Isidro Ferrer, Elisa Arguilé, Pablo Auladell, Rocío Martínez y Federico Delicado.

abc2

“Nuestro abecedario no tiene intención canónica, en él aparecen ilustradoras e ilustradores españoles y latinoamericanos representativos todos ellos del panorama de la ilustración infantil contemporánea. Bien podrían ser éstos u otros o, lo que es lo mismo, son todos los que están, pero no están todos los que son. Y, digámoslo claramente: el pretexto para juntar a estos creadores ha sido un grupo de personajes de la denominada literatura infantil, unos más universales que otros, algunos de ellos arquetipos de los cuentos populares, otros extraídos de libros sin edad, más aquellos que proceden de los denominados clásicos juveniles”, afirman desde Bloc.

Y es que “se trata de una nómina híbrida o mestiza, pues toda selección es parcial, sin duda, y también porque mientras la M, la J o la P rebosaban de nombres propios protagonizando caracteres de mucha enjundia, se advertía una ausencia pavorosa de personajes cuya inicial fuese la U ola X; arbitrario misterio que sólo será posible desentrañar el día en que algún paciente investigador (que bien podría llamarse Daniel Nesquens o Gloria Sánchez) averigüe por qué la T tiene que ir forzosamente después de la S, o la C antes de la D, siguiendo una ley no explicitada jamás que, en definitiva, ha impuesto el orden en nuestro mundo de lectores”.

Sembrando futuro

Un año da para mucho. Por ejemplo, para fomentar la integración social y laboral de las personas con enfermedad mental. Con este motivo, Feafes Castilla y León ha publicado un calendario ilustrado por Raquel Aparicio, Jesús Cisneros, Irene Fra, Jacobo Muñiz, Elena Odriozola, Leticia Ruifernández y Rafa Vivas.

portada1

Sembrando futuro: FEAFES CYL por la integración social y laboral de las personas con enfermedad mental. Elena Odriozola

enero_febrero

Nuestro mayor reto: lograr la plena integración social y laboral. Jesús Cisneros

marzo_abril

Trabajemos juntos para abrir nuevos horizontes en la integración laboral. Irene Fra

mayo_junio

La familia y el entorno social: un apoyo fundamental para la integración laboral. Rafa Vivas

julio_agosto

Apoyemos su rehabilitación laboral y formación, son la clave para la integración. Leticia Ruifernández

septiembre_octubre1

Su acceso al mercado laboral es responsabilidad de todos. Jacobo Muñiz

noviembre_diciembre

La autonomía y la autodeterminación: un derecho de todos. Raquel Aparicio

Ya está en la calle ‘El ladrón de sombreros’

Hace unos meses compartíamos la buena noticia que nos traían los alíseos: Rafa Vivas y Susan Carol Sutherland habían obtenido el primer premio en la tercera edición del concurso internacional que convocan el Cabildo de Gran Canaria y la editorial Edelvives.

En aquella ocasión pudimos mostrar un pequeño adelanto de las ilustraciones. Ahora, por fin, podemos disfrutar del álbum completo en las librerías. Con ocasión de la celebración del Día de las Bibliotecas, el 24 de octubre, el libro fue presentado en sociedad. Asimismo se inauguró, en la Biblioteca Insular, la exposición ‘Ilustrando 2008’, que reúne las seis obras que se proclamaron finalistas en la última convocatoria del concurso. La muestra, abierta hasta el próximo 21 de noviembre, recoge también el trabajo de Leticia Ruifernández y Javier Sobrino en ‘Adanya del sur‘, que les valió el accésit.

La combinación entre texto e ilustración de ‘El ladrón de sombreros’ permite otras lecturas de dicho álbum, enfocadas al público adulto, lo que enriquece en general dicha obra. El texto narra la historia de la extraña desaparición de los sombreros, chisteras, pamelas, bombines, gorras, tocados de novia y turbantes de los habitantes de una ciudad, a manos de un misterioso ladrón.

¿A dónde se llevará los sombreros? Finalmente, se descubre que los sombreros hurtados servirán para acurrucar a los pájaros que regresan de África y no encuentran sus nidos en los renegridos troncos de los árboles del bosque tras un pavoroso incendio. La pamela roja servirá pues para que anide la cigüeña, un sombrero de paja para que lo haga el abejaruco, un bombín para el cuervo negro y un turbante para la alondra.

Posts relacionados

Buenas noticias desde Canarias (y 2)

Otros vientos protagonizan la historia de Adanya del sur, de Javier Sobrino y Leticia Ruifernández, recientemente incorporada a Pencil, que les ha valido el accésit en este certamen.

El jurado estima “la acomodación entre el texto y la ilustración ya que se complementa al mismo tiempo que cada cual se mueve en su plano. Además destaca positivamente la calidad técnica de las ilustraciones, la frescura, el color y sobre todo, la capacidad de sugerir lo que el lector debe completar con su participación”.

Las acuarelas a doble página muestran, según Leticia, “cómo el viento del sur trae la calidez a las calles frías del norte”. Con sus caricias, Adanya revive experiencias que provienen de África y que yacen en algún lugar de su ser. Para ello, la ilustradora ha usado “tonos cálidos para representar a la niña e imágenes potentes que representan el África de sus sueños”.

Sobre su colaboración con Sobrino, comenta que “desde el primer texto la historia ha cambiado totalmente. Hemos trabajado juntos modificando texto e imágenes para que el resultado fuera un álbum con una historia muy potente, que no se cuenta con las palabras sino hay que ver las imágenes para comprenderla”.

 

Buenas noticias desde Canarias (1)

Los vientos alisios nos traen a la agencia buenas nuevas desde las Islas Afortunadas. Rafa Vivas, junto a la escritora novel Susana Sutherland, ha ganado el III Concurso Internacional Álbum Infantil Ilustrado Biblioteca Insular que conceden el Cabildo de Gran Canaria y Edelvives por El ladrón de sombreros. Asimismo el accésit ha recaído en Adanya del sur, fruto de la colaboración entre Leticia Ruifernández (ilustración) y Javier Sobrino (texto).

De este álbum, el jurado valora “la sencillez y originalidad del texto y la capacidad de contar una historia con pocos elementos”, complementada “en su totalidad con las ilustraciones, que aportan gran variedad de perspectivas; limpieza estética, donde los espacios en blanco también sugieren; destacando de la obra su cuidada composición en el conjunto de las ilustraciones”. Este matrimonio permite, además, “otras lecturas enfocadas al público adulto, lo que enriquece en general la obra”.

Hemos charlado con Rafa y Susana…

Ni mobing ni bulling ni morbo ni un poco de droga… ¿estáis seguros de qué esta historia venderá?
Rafa.-
Tenemos un policía y una chica guapa.
Susana.- Soy una romántica. No me gusta vender. Me gusta llegar al corazón. Y creo que sí, que esta historia llegará al corazón de quien la lea, quizá porque carece de todo eso que dices.

¿Quién sedujo a quién para embarcaros en esta aventura? ¿Existe el flechazo?
R.-
Somos de familias tradicionales en donde el chico invita a salir a la chica, y la cosa funcionó.
S.- Rafa me sedujo a mí. Nos conocimos en un curso de creación de empresas. Él era el profesor y yo la alumna. Me propuso probar a ver si le inspiraba alguno de mis cuentos. Le mandé cinco y se quedó con éste.

Este tipo de proyectos permiten colaborar estrechamente a ilustrador y escritor, ¿cómo ha sido vuestro proceso de trabajo?
R.-
Me gustaría que apareciera esto escrito así: “la colaboración ha sido muy estrecha y hemos disfrutado de una gran sintonía mutua”.
S.- Para mí un reto. Hemos colaborado a distancia, por teléfono y por correo electrónico. Me obligué a escribir un cuento diario hasta que diese con uno que fuese perfecto. Tenía la cabeza llena de historias, pero no es fácil llegar a LA HISTORIA.

Susana, El ladrón de sombreros se convertirá en tu primera obra publicada. ¡Vaya estreno!
S.-
Es la predicción de una bruja. Estaba escrito en algún sueño que publicaría mi primer libro al cumplir los 45 años. Y mira tú por donde, va y se cumple, con el aliciente de hacerlo junto a alguien tan especial como Rafa.

Los premios de álbum ilustrado se multiplican como festivales de cine. Entre nosotros, ¿cuál es la receta de un proyecto ganador?
R.- Creo sinceramente que en los premios más disputados la suerte cobra una importancia decisiva.
S.- La magia, sin duda. Que el texto y el dibujo sean una sola cosa y que traspasen el papel o mejor aun, que hagan que el lector traspase el papel y sea protagonista.

El relato posee un marcado ecologismo tamizado de semifábula, ¿podemos decir que es un cuento con moraleja?
R.- Yo entiendo que sí pero, como a los expertos no les gustan las moralejas, habrá que llamarlo de otra forma, ya me entiendes. Lo llamaremos “mensaje larvado” o algo así.
S.- La palabra moraleja es horrible. Este es un cuento vivo, un guiño a la colaboración, en este caso forzada por un viento justiciero, entre la naturaleza y el hombre.

Ahora recomendadnos un álbum ilustrado que no sea vuestro. Bastante publicidad hemos hecho ya.
R.- Como pez en el agua, de Daniel Nesquens y Riki Blanco, publicado por Thule.
S.- Tomás y la pequeña Hada, de Dominique Demers, ilustrado por Stéphane Poulin. Es tierno, conmovedor y muy hermoso.