Archivo para Violeta Lópiz

Iban y Violeta, entre los imprescindibles de El Cultural

Iban Barrenetxea y Violeta Lópiz aparecen entre los “diez nombres de hoy imprescindibles” que han sido seleccionados por los expertos de El Cultural en su especial de literatura infantil. Buen ojo, desde nuestra prespectiva totalmente objetiva.

 

 

 

La fantasía vuelve a inundar Sàrmede

Iban Barrenetxea, Violeta Lópiz, Elena Odriozola y Gabriel Pacheco forman parte del grupo de 38 artistas de una veintena de países que expondrán en la 28ª edición de ‘Le Immagini della Fantasia’, en el Palacio Municipal de Sàrmede (Italia), del 18 de octubre al 19 de diciembre.

Más de trescientas obras originales forman parte de esta muestra que ofrece un fascinante viaje por los cuentos, las fábulas y las leyendas del mundo a bordo de las ilustraciones de estos artistas. Sàrmede reúne una amplia representación de los libros publicados en el último año por todo el globo, recogiendo, además, tendencias y la evolución de la ilustración contemporánea.

Iban Barrenetxea (Elgoibar, 1973) ha llevado a Italia ‘El cazador y la ballena’ (OQO), mientras que Violeta Lópiz (Ibiza, 1980) ha sido escogida por ‘La coda canterina’ (Topipittori); Elena Odriozola (San Sebastián, 1967), por ‘Cuentos del mundo’ (Anaya) y Gabriel Pacheco (México DF, 1973) por ‘El gran viaje’ (OQO).

Cuando concluya su estancia en Sàrmede, la exposición viajará a otras ciudades. Así ha recalado ya en Venecia, Madrid, Génova, París, Sevilla, Salzbutgo, Viena, Estambul, Stuttgart, Florencia, Roma, Munich… Esta edición también dedica sendos espacios a Beatrice Alemagna y los cuentos brasileños. El programa, en el que participan anualmente unas 40.000 personas, se completa con talleres, lecturas animadas, encuentros profesionales y actividades escolares.


“Es la primera vez que participo en una exposición internacional, así que estoy emocionado por compartir cartel con autores que he admirado desde las gradas desde hace años. Para la exposición he seleccionado páginas y dibujos que considero representativos de mis primeros pasos en esta profesión. Un período en el que he trabajado con técnicas “artesanales” (lápices, pastel…); que obligaban a ignorar el reloj y que recuerdo con cierta nostalgia”, explica Iban Barrenetxea.

Por su parte, Violeta Lópiz aprovecha para repasar su trayectoria: “¡ZAS! Qué deprisa va todo, ayer conocí a Valerio en el curso de Sàrmede con Linda y, ¡ZAS!, ya hemos publicado un montón de cosas e incluso ¡estamos dentro de la exposición de Sàrmede! Y, ¡ZAS!, un puñado de canas. ¡ZAS! Me reencarno en un conejo blanco. ¡ZAS! En un árbol. ¡ZAS! En un libro llamado ‘La coda cantarina'”.

Para Gabriel Pacheco, “Sàrmede es una oportunidad de entender y de ver, la gran ocasión que nos regalan para aproximarnos a otras ideas. Es un ejercicio de ubicar, de ubicar-se, una forma de poder ver-se, contemplándose frente a otros, para decir aquí y hacia allá. Aceptar, por la gran oportunidad, el compromiso. Es así, detenerse un momento, mirar al rededor, tomar aire y volver a empezar”.

En las entrañas de la tierra

La campaña ‘Libros a la calle’, organizada por el Gremio de Libreros y la Asociación de Editores, cuenta ya con nuevos textos que abrirán, desde las tripas de la tierra, una ventana a las entrañas de los lectores improvisados de los vagones del metro madrileño. Raúl Allén y Violeta Lópiz colaboran una edición más ilustrando ‘La mujer nueva’, de Carmen Laforet, y ‘Las casa roja’, de Juan Carlos Mestre, respectivamente.

Esta iniciativa cumple catorce años (tantos como versos tiene un soneto, recuerdan sus organizadores) acompañando, desde el transporte urbano de Madrid, el diario afán de los viajeros: de casa al trabajo, del trabajo al ocio y del ocio a casa. Todo un año incitando a leer, instruyendo al curioso y entreteniéndonos a todos con trayectos más cortos y placenteros junto a Santiago Auserón, Francisco Ayala, Mario Benedetti, Ernesto Cardenal, Álvaro Cunqueiro, Miguel Delibes, Juan Farias, Laura Gallego, Miguel Hernández, Carmen Laforet, Tomás Eloy Martínez, José María de Mena, Juan Carlos Mestre, José Emilio Pacheco y Antonio Skármeta.

Violeta Lópiz desvela los secretos de Ratón Pérez

¿Qué hace Ratón Pérez con los dientes que coge por la noche? ¿Dónde vive? ¿Por qué se apellida así y no López o Martínez? Todas estas preguntas encuentran respuesta en ‘La asombrosa y verdadera historia de un ratón llamado Pérez’ (Siruela), en el que Violeta Lópiz retrata a este singular personaje, cuyos secretos desvela Ana Cristina Herreros.

Son muchas las cosas importantes que nos descubre este libro. Sobre todo: que el verdadero regalo que este ratón te deja escondido bajo tu almohada no es el dinero ni el juguete sino… (léelo en Las Tres Edades de Siruela).

Tienes una cita con las autoras y Pérez en la caseta de Siruela en la Feria del Libro de Madrid (241) el jueves 3 de junio, de 19 a 21 horas.

Recién aterrizados

Bolonia es lugar de encuentro con amigos, colaboradores y demás habitantes del mundo editorial. Pasear por los pabellones supone una vertiginosa vuelta al globo con sus diferentes estilos.

La Muestra de Ilustradores, entre cita y cita,  fue un oasis para refrescarnos con los originales de Violeta Lópiz, Elena Odriozola y Miguel Tanco.

Un año más cumplimos con la cita, de la que regresamos con las pilas cargadas, proyectos emocionantes…

En el recuerdo, la sombra de Neptuno acogiéndonos tras maratonianas jornadas.

Bolonia de nuevo

Fieles a nuestra cita con la Feria de Libro Infantil y Juvenil de Bolonia, volvemos al encuentro internacional que anualmente reúne al sector en la hermosa ciudad de las dos torres. Si estás por allí, te invitamos a disfrutar de la Muestra de Ilustradores, en la que han sido seleccionados Violeta Lópiz, Elena Odriozola y Miguel Tanco.

Violeta Lópiz, Elena Odriozola y Miguel Tanco en Bolonia

La Feria del Libro Infantil y Juvenil de Bolonia (Bologna Children´s Book Fair), que tendrá lugar del 23 al 26 de marzo en la ciudad italiana, vuelve a darnos una alegría con la selección de tres ilustradores de la agencia (Violeta Lópiz, Elena Odriozola y Miguel Tanco) para su muestra, a la que se presentan cientos de artistas de todo el mundo. Desde 1967, este certamen, el más prestigioso del sector, ofrece una panorámica internacional de las creaciones más innovadoras de autores consagrados y valores emergentes.
 
En ediciones anteriores, Bolonia escogió el trabajo de Gabriel Pacheco, al que, además, concedió una mención especial por ‘Hago de voz un cuerpo’ (Fondo de Cultura Económica) en 2009.

Elena Odriozola también opta este año a los BolognaRagazzi Award, los premios de la feria, con ‘Oda a una estrella’, de Pablo Neruda, que ha ilustrado para Libros del Zorro Rojo. Con esta misma editorial también son candidatos otros dos ilustradores de la agencia: Jesús Cisneros y Xan López Domínguez por ‘Ramón’ y ‘Mis historias perdidas’, de cuyos textos son autores.

Violeta Lópiz (Ibiza, 1980) ha presentado “un trabajo en el que puse mucha ilusión, que terminé y que me tiraron sin compasión, lo cual me dolió en el alma. Participar  en un concurso incluye perder pero, cuando uno trabaja, espera ver resultados, espera ganar algo de ello. Por eso, que me seleccionen en Bolonia con estas ilustraciones, me divierte, me dibuja una sonrisa”.

Elena Odriozola (San Sebastián, 1967) ha recibido la noticia como “una verdadera sorpresa” ya que fue la editorial taiwanesa Grimm Press la que presentó su ‘The farmer and his rice paddy’, cuento con moraleja que nos habla de los esfuerzos desesperados de un granjero chino para conseguir que sus brotes de arroz luzcan más hermosos que los del vecino.  En este libro, Elena se enfrentó al reto de ambientar el paisaje del arrozal “sin recargar la escena porque quería que todo quedase muy limpio”.

Miguel Tanco (Badajoz, 1972) ha experimentado con nuevas técnicas y estilos, en un registro muy diferente al que nos tiene acostumbrados. “La selección en Bolonia me provoca un profundo sentimiento personal, más allá de lo profesional, ya que viví allí dos años. Cuando estudiaba ilustración acudía emocionado a la feria para ver la exposición, observando a artistas que llegaban de todos los rincones del mundo, y soñaba con poder participar algún día”, comenta.